Disfrutando de la intravención

p1070630

Esta semana continúa la intravención pero con un gran giro, la evolución: nuestra intravención ahora es un juego que invita a cualquiera que quiera jugar. Un juego que se basa en unos principios cuya raíz se halla en nuestra infancia. ¿Os suena pasar por un sitio sin pisar las líneas o ahora nos imaginamos que el suelo es lava?  Así de inocente comienza este juego, consistiendo en llegar a sentarse en la silla sin que atrapen los brazos ni las algas subacuáticas. En este caso los brazos serán las latas y las algas nuestras tiras de tela.

p1070573

Sin darse cuenta el participante está jugando con los flujos, las latas se agitan con las olas, las algas tienden a la marea y la sal y la erosión que se sienten en la silla. En el caso de las olas y la marea en el caso del participante con especial atención para conseguir el objetivo.

La potencia de la intraveción sobrepasa lo que nos esperábamos. Al iniciar su montaje todas las personas que pasaban alrededor se paraban a mirar, preguntar o a hacer fotos y a preguntarse qué está pasando en esa zona del mar.

Creo que ahora sí, y como parte de un juego, la variable del disfrute se ha llevado al extremo creando una actuación dinámica que no solo juega con los flujos mentados, también con el flujo de gente, la biodegradación y muchos otros que sin buscarlo forman también parte de esta intravención.

Como comprobaciones, la flotabilidad y funcionamiento del recorrido es muy similar a como lo pronosticamos y la estabilidad de la silla y el reclamo visual que supone también cumplen de sobra nuestras expectativas.

A continuación un detalle de la silla en sección y los elementos que hemos usado para formar el recorrido.

constructivosilla

latas

Como experiencia personal, la puesta en escena ya de por sí también fue todo un disfrute como muestran los vídeos y la escena de la persona haciendo padelsurf alrededor de la silla fue de lo más pintoresca. La arcilla de Jovi además se erosiona con mucha más velocidad de lo que pude apreciar en los transductores y tendré que revisar su funcionamiento teórico que ya creía haber estudiado. Aunque no sea una de las arcillas más relevantes ya que las principales son las resultantes de terracota y yeso. Pienso que una arcilla (que en teoría por composición es igual que la realizada a mano) que por el motivo que sea su descomposición sea notablemente más susceptible al flujo de la erosión que las otras es igual de interesante y útil para futuras actuaciones y obtenciones de datos.

Anuncios

Primer paso para la intravención

Antes de nada quiero adelantar que tras la vigilancia de los transductores de arcilla y yeso (visitar anterior publicación), que la erosión realmente sí queda patente en ellos dependiendo de su intensidad. Su interpretación no es tan sencilla por lo que realizare dentro de poco una publicación con una tabla explicando los resultados.

Dicho esto, el siguiente paso ha sido poner un poco en práctica estos conocimiento en un objeto que forma parte de nuestra “intravención”, para seguir obteniendo resultados a la vez que ayuda a materializar una situación diferente en la playa de la Almadraba.

Lo que buscamos es crear un entorno con varias particularidades, en el que ocurran diferentes acciones y poder obtener información de algún carácter específico en intrínseco del lugar o flujo donde lo hemos desarrollado. Para realizar dicha intravención, esta semana he trabajado con Ignacio, Alba y Cristian y con sus respectivos materiales y flujos sirviéndonos unos de otros como expondré a continuación.

nnnn.jpg

Para lograr una situación diferente o alternativa que sirva de reclamo e invite al disfrute, nuestra propuesta parte de una silla que emerge del agua del mar orientada hacia la orilla. Una silla estable y fija que propone una panorámica alternativa, donde puedes hacer, en primer lugar, lo mismo que estarías haciendo sentado tomando el sol en la playa pero desde un punto de vista muy distinto. Además, no olvidemos que serías una persona sentada en una silla de hormigón y arcilla que mira a la costa. Me sugiere que en temporada alta serías punto de atención y eso, desde cierto punto de vista, transforma tu percepción del entorno.

IMG_20161020_220333.jpg

Lo que entendemos que podría ser esta silla es un punto de buceo, donde un tubo que estará disponible en ésta te permitá respirar bajo el agua y así disfrutar de lo que te ofrece el entorno de dicha silla que, como ahora veréis, no es uno cualquiera.

Alrededor de la silla se dispone un aro flotador anclado al fondo del mar. De él parten unos hilos que amarran latas y botellas de aluminio cerradas herméticamente que flotan hasta la silla. Bajo el agua (en la parte inferior del aro) se fijan unas tiras de tela que terminan con unos ligeros pesos de arcilla.

FOTOMONTAJE INTRAVENCION.jpg

FOTOMONTAJE INTRAVENCION.jpg

Lo que estos elementos propician es un área de disfrute e investigación en el cual ahora veremos con que flujos interactuamos, que información oculta podemos aflorar y que cambios puede deparar en el tiempo. Para ello me serviré de la narrativa e intentaré recrear pensamientos que puede suscitar la inmersión en esta intravención para alguien que ya le han dicho como probarlo.

-Acabo de llegar a la silla, he tenido que nadar pocos metros (si se le puede llamar nadar porque hacía pie todo el rato) y he pasado bajo un aro atravesando lo que parecían unas telas. Me he sentado en la silla mientras un amigo me saca una foto. Veo el rastro de arcillas ya disueltas y voy a coger el tubo para sumergirme. La corriente de la marea sincroniza la dirección hacia la que ondean las telas. Algunas tienen más peso que otras porque la erosión de este lugar solo puede con determinadas muestras de arcilla a día de hoy. El hormigón de la base se ha cubierto de arena y apenas veo algún ennegrecimiento de éste. Mientras me estoy fijando en las muestras el tintineo de las botellas me recuerda que hoy el mar esta agitado, voy a salir a sentarme. ¿Qué es esto que hay en el respaldo y bajo el reposabrazos? Son las pequeñas cristalizaciones de sal que se han ido formando con el paso de los días. Las que están más cerca del nivel del mar son mucho más grandes.

En la situación relatada que busca dicha intravención, con los flujos que queremos interactuar principalmente son la erosión, la marea, la salinidad y el movimiento en sí de las olas. Queremos ver como son en sí y cómo funcionan con distintos materiales de interés para el grupo. En mi caso como ya sabéis es la arcilla. Con el tiempo (y más si hablamos de la última capa), la silla alcanzara un estado “esquelético” ya que solo le quedará la estructura. Además, gracias a otros flujos como el de la salinidad, puedo ayudarme para la datación de intensidades de marea que ha habido y relacionar ambos campos de información.

aaa.jpg

A mí personalmente, esta intravención además de haber sido una buena experiencia lo que llevamos realizado, cuando lo pongamos en funcionamiento pleno será una buena fuente de datos y saber más sobre la arcilla y la erosión (tanto por el agua, el viento como por el uso). Además, lo que ha sido un descubrimiento y también será interesante ver cómo funciona en el agua, es la tela de fibra de vidrio pintada con terracota pura. Se produce una rigidización sorprendente de la malla que en un futuro me gustaría indagar sobre su resistencia.

Transductores, ¡al escenario!

Esta semana he centrado mi atención en desarrollar el nuevo modelo de tranductor, verificar que funciona y su puesta en escena. Como muestro a continuación en el siguiente video, el nuevo modelo de transductor constará de varios dispositivos, en concreto para esta ocasión 13. Cada uno de estos dispositivos se compondrá de tres capas diferentes, un núcleo rojo de terracota pura, una capa intermedia de 50% de yeso y 50% de terracota con pigmento amarillo, y por último una capa teñida de verde compuesta de 90% de yeso y 10% de terracota.

De dentro a fuera, las capas de los dispositivos son más débiles debido a su composición y tratamiento de secado, lo que las hace más susceptibles de las repercusiones producidas por la erosión, ya sea de agua o de viento.

transductor1.jpg

0000.jpg

El funcionamiento de los testigos es muy sencillo, por el orificio superior del artefacto se atraviesa un cable de acero inoxidable que lo suspenderá en el medio de estudio y exigirá un seguimiento visual para parametrizar el ritmo de desgaste de las distintas capas. Cuanto antes llegue al núcleo rojo mayor será la intensidad de erosión que sufre la zona estudiada.

mapa-diego-transdcuctro

Como muestro en este plano, la línea de costa en la que he decidido realizar el estudio es en el Cabo de las Huertas. Los dispositivos que he situado, cuya realización consta de tres días (uno por capa), han sido situados algunos de ellos para que les afecte principalmente la erosión del viento y otros para el azote de las olas del mar. Con ello lo que pretendo es acotar los distintos ritmos de desgaste que produce el fenómeno de la erosión con mayor profundidad y así saber como se relaciona la arcilla con este flujo.

2016-10-13-591.jpg

2016-10-13-592.jpg

En el video que muestro a continuación, enseño como he instalado los testigos y el proceso que he seguido. La decisión de implantar estos 13 es porque la mayoría están situados en zonas muy transitadas y se pueden extraviar, en cualquier caso la obtención de datos y casuística será mayor.El siguiente paso será vigilar los testigos diariamente, de ahí el sitio escogido, y anotar el proceso de desgaste de los testigos.

Transduciendo la erosión

Tal y como expuse en la anterior publicación, considero que el factor decisivo para la morfología de los elementos que proyectan las sombras de estudio es la erosión tanto por el aire como por el agua del mar. Como planteamiento para el transductor lo que he buscado es que éste sufra esas fuerzas y las transforme en algo que me diga como de intenso está siendo ese fenómeno en el lugar donde está ubicado.

La idea es emplazar varios testigos en una zona y dichos testigos serán de diversa dureza, impermeabilidad y cohesión. Los testigos se dejarán bajo un periodo de estudio en la zona de interés y se medirá cuánto han disminuido.

20161006_211348.jpg

Los testigos mentados estarán compuestos en porcentajes variables de yeso y  terracota, y con un posible acabado cohesivo e impermeabilizante, con el fin de obtener muestras de diversas resistencias. Éstas tendrán una altura de 4 cm para poder cuantificar las repercusiones de la erosión y así saber como de intenso es éste.

ssssss.jpg20161006_223356.jpg

Las muestras que os enseño están pensadas para mezclarse en el propio campo de estudio e implantarlas en la morfología del propio terreno “in situ”.

diegito.jpg

Los materiales que utilizo, como ya he dicho, es en primer lugar la terracota  para hacer la arcilla, un material de por sí impermeable de bastante resistencia y cohesión si se hace bien la mezcla y se deja las 24 horas de secado pertinentes, sin fuentes de calor que aceleren el proceso. En segundo lugar el yeso, porque mezclado con la arcilla obtenemos una muestra menos resistente ya que la disgrega y la debilita contra el agua. Por último un barniz impermeabilizante especial para superficies porosas, con él lo que conseguimos es aumentar la resistencia al agua y la cohesión de la muestra.

jjjjjj.jpg

Aquí os muestro a cámara rápida cómo reproduzco el proceso que se debería llevar a cabo en la línea de costa en las zonas de interés para implantar los transductores.

 

 

Vamos a la playa, proyecta el sol.

Durante la construcción del objeto , yo era consciente de algunos de los inconvenientes que iba a tener el día de su traslado a la playa, pero aun me parecieron más interesantes los que no vi venir. Una cosa que estaba clara es que los haces de luz del sol son más ortogonales que con los que yo trabajé para el diseño del objeto, y que no lo iba a poder situar en la hora adecuada también. El soporte que improvisamos inclinando la maqueta para simular que retrocedíamos algunas horas de sol, dejó en evidencia tal y como discutimos en la excursión que era lo que sobraba de ese objeto. Debía hibridarse más con el lugar escogido y trabajar con las sombras y las formas preexistentes como si de un lienzo se tratase.

A partir de la primera discusión y exposiciones que tuvieron lugar en la excursión, creo que aconteció un fenómeno bastante generalizado en la clase y es que cada uno se puso unas gafas que solo buscaba factores que tenían alguna relación con los experimentos que acabamos de realizar. Desde ese momento gran parte de mi atención era atraída por esas formaciones naturales y las sombras que proyectaban sobre esas superficies irregulares. Cómo distintos factores, ya sean producidos por el fenómeno humano o por agentes naturales, principalmente la erosión del agua y el viento, repercutía sobre esta morfología.20160930_114627.jpg

 

En este caso el resultado de esta forma es gracias a la propia morfología del terreno combinado con la erosión del viento. Éste ha afectado principalmente a las zonas más débiles, la junta de los estratos, generando esos salientes que proyectan esas sombras paralelas. Este corte de terreno bajo esta influencia nos puede dar también información sobre la composición de éste y su posible evolución en el tiempo. La parte superior no se ha visto afectada porque la capa verde que tiene cohesiona el terreno y lo protege de la erosión.20160930_115826.jpg

Esta escena lo primero que llamó mi atención y por lo que hice la fotografía fue el tronco que había incrustado entre las rocas que había en la orilla del mar. Atrapado por el libro que recientemente había empezado a leer de Making, lo primero que pensé fue cómo había llegado ese tronco ahí, probablemente tras una temporada de sequia el árbol se secó debilitando así las raíces y descohesionando un frágil terreno que adhería desde una zona elevada. Tras esto el árbol se desprendió hasta el mar y fue arrastrado por la corriente marina hasta quedar incrustado en esas rocas y yo poderle sacar esta foto. Lo que ahora si que realmente pienso de esta escena es que ese árbol al proyectar su sombra sobre el mar ofrece un catálogo totalmente distinto al advertido, unas sombras en continuo movimiento que se proyectaban en el mar.

20160930_115853.jpg

Las siguientes fotografías son unos ejemplos de una erosión más agresiva producida por el agua del mar. En este caso vemos como la morfología o la geometría no es la misma que en los casos anteriores y los lienzos que proponen no tienen nada que ver. Además habría que tener en cuenta la posible evolución en el tiempo que un objeto podría adquirir en emplazamientos como estos. Me sugiere como unas formas determinadas podrían ir cambiando a otras gracias a esta erosión y a un minucioso estudio de materiales para que las sombras lo hiciesen también.

20160930_122128.jpg20160930_122125

Por último también podemos experimentar como el factor humano afecta a la morfología del propio terreno y lo que es aun más interesante como tras este hecho evoluciona. En este caso se trata de una extracción de pétreos en los lindes del mar.

20160930_122539.jpg

20160930_122520.jpg

Tras esta nueva visión del paisaje, para dar el siguiente paso me propongo cuantificar o parametrizar de alguna manera la erosión producida en determinados puntos del lugar de estudio. Para ello pretendo servirme del transductor, un objeto que me traduzca como de fuerte esta siendo la erosión en ese preciso lugar, transformando esas fuerzas en algo medible. Mi planteamiento base es hacerlo de un material conocido, como es la arcilla, trabajando así por capas su dureza y exponiéndola a esta erosión a ver que niveles alcanza.