Clay’s day.

arcillacolectivo

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Como propósito para esta semana, ya que lo que se plantea es una temática libre, es abarcar un aspecto que hasta ahora no había considerado en ningún proyecto y es el carácter de performance que puede tener la propia construcción de la obra. Como comentamos en la última sesión, una de las propiedades del material principal del proyecto (la arcilla) posee propiedades que facilitan mucho su uso para gente no especializada y se puede generar el diseño como producto de una actividad de un colectivo, produciendo un completo cambio en la forma y uso de este.

Estudiar una forma para que sea posible que un colectivo participe de su producción, desarrollando una serie de fases de puesta en escena para el evento, las bases que requiere y los talleres constructivos que son necesarios.

Como parte de este estudio, pretendo volver a recrear una pequeña sección constructiva de lo que planteé la semana pasada (visitar anterior publiación en publicaciónhttps://diegotovarblog.wordpress.com/2016/11/11/de-la-teoria-al-hecho-hay-un-gran-trecho/ ) pero esta vez no enfocada a un gunitado, sino ha plantear talleres con esa sección como si fuesen pensadas para explicar a un colectivo que no sabe nada de construcción como aplicar la arcilla a la estructura ya creada. De esta forma profundizaré en el comportamiento de la arcilla funcionando con una estructura embebida y lo que aun me resulta más interesante, su facilidad para la aplicación que implica esta resolución constructiva como carácter especifico de este proyecto.

2 comentarios sobre “Clay’s day.

  1. Hola Diego,

    muy interesante tu propuesta, tengo ganas de ver los resultados.

    Eso sí, déjame insistir en que hagas pruebas y que la forma de tu nuevo modelo a escala venga de lo que aprendas de ellas. Me explico: deberías hacer ensayos a escala 1:1 de qué ocurre cuando pones a gente a moldear con arcilla sobre mallazos o armaduras en distintas formas y, por qué no, dentro y fuera del agua. ¿Qué cosas les gustan más, cuáles son un problema debido a la consistencia del material, qué formas son más sencillas para empezar, qué diámetros de paso necesitas entre rejillas para pasar las manos de forma cómoda, hasta qué altura puedes subir sin ser peligroso, qué ocurre con las partes que quedan sobre sus cabezas, cuáles son los tiempos de secado, qué pasa con los encuentros con las rocas, en qué formatos llevas la arcilla, etc?

    Con todos este conocimiento que te van a dar las pruebas intenta hacer el nuevo modelo para potenciar la experiencia de construcción colectiva. Es decir, lo mismo que empezaste a hacer con las máquinas de gunitar, hacerlo ahora con la pandilla de alfareros playeros.

    Una manera intermedia puede ser hacer un modelo en el que ensayar todas esas preguntas y más y traerte a familiares y amigos para hacer la prueba y dibujar una nueva versión del modelo con todo lo que has aprendido. En definitiva, que el diseño salga del material, su puesta en obra y su disfrute y no de la nada o de suposiciones. Que el diseño esté “informado”!

    Por cierto, puedes aprender mucho de diseñar desde/para la construcción colectiva de Santiago Cirugeda (que convierte hasta las estructuras en piezas pequeñas y subdivide mucho los trabajos para que todos tengan algo que hacer) y de Francis Keré. Este último es especialmente interesante en tu caso porque la construcción no es en seco sino con materiales como la tierra o la arcilla cocida.

    Mucho ánimo y saludos,
    Ester

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s